El mobiliario ideal para tu Home Office

Cuando trabajamos en modo home office es fácil que las líneas entre el trabajo y el hogar se crucen entre ellas, pues tanto la vida personal como laboral conviven en el mismo espacio físico: tu casa. No basta con encontrar un espacio cualquiera de la casa, sino que requieres de un ambiente cálido y cómodo que te permita concentrarte para aumentar tu productividad. 

Habilitar un espacio con las condiciones idóneas hará que puedas completar tus proyectos desde casa con mayor facilidad. Considera que necesitas un espacio tranquilo y bien iluminado. Otra parte fundamental son los muebles, los cuales

deben ser funcionales y convivir en armonía con los espacios de tu hogar. Aquí te sugerimos algunos muebles básicos que pueden ayudarte a mejorar tu productividad.


Escritorio adecuado

Es preferible que tengas un escritorio que sea práctico y cómodo para trabajar. Utilizar este mueble te permitirá diferenciar los momentos de trabajo y los de descanso. Para escoger un escritorio debes tomar en cuenta los espacios de la habitación, el largo de su superficie, su altura y profundidad, pensando siempre en tus necesidades laborales del día a día. Considera que, además de escritorios fijos, los hay ajustables, plegables y desmontables, así que seguramente podrás encontrar una opción que se adapte a tus espacios y necesidades.


Silla perfecta

Probablemente pases muchas horas en una silla, por lo que te recomendamos escoger una ergonómica que se adapte a tus necesidades. No basta tomar una silla del comedor, pues tu espalda necesita de un soporte que prevenga lesiones. Es recomendable que la silla que elijas sea ajustable, para adecuarla a tu estatura y la altura del escritorio, así como de un material resistente.  


Iluminación óptima

La buena iluminación reduce la visión cansada y los dolores de cabeza, pues evita que forcemos la vista. La luz natural es preferible, pero puedes agregar además una lámpara de escritorio. Para este tipo de lámparas es recomendable escoger una con luz blanca que no sea muy intensa ni muy tenue. Si el espacio de tu escritorio es muy reducido, una lámpara con brazo ajustable es muy conveniente. 

 

Aislamiento acústico

Si eres una persona que se concentra más en una habitación silenciosa, puede ser difícil encontrar un espacio así en el hogar. Instalar paneles acústicos es una excelente opción para asegurar un ambiente de quietud que te permita concentrarte.


Cajoneras, armarios o estanterías

Si trabajas con muchos libros o documentos impresos te recomendamos un mueble en el que puedas guardarlos y organizarlos.Esto evitará que satures tu escritorio con objetos que no estés usando al momento, pero que necesitas tener a la mano. Los archiveros y cajoneras permiten que tus documentos y artículos de oficina permanezcan ordenados y agrupados.  Además, si eres de las personas que disfrutan trabajar con música o tener plantas en sus espacios de trabajo, las estanterías y repisas podrán servirte como espacio adicional para decoración y almacenamiento.


Finalmente, ¡recuerda que tú eres quien va a utilizarlos! Así que ten en cuenta que los muebles deben adaptarse a tus gustos y necesidades.