¿Por qué invertir en muebles ergonómicos?

¿Pasas largas horas  sentad@ en el trabajo? ¿Tienes constantes dolores de espalda y/o cuello? Las jornadas laborales extensas y el mobiliario poco adecuado pueden disminuir no solo nuestro rendimiento sino también la calidad de vida.  Para evitar problemas de salud es muy importante adquirir hábitos y herramientas que cuiden de nuestro cuerpo. 

Ergonomía en el trabajo

Seguramente has escuchado el término “ergonómico”. Según la RAE, se refiere a objetos, máquinas y mobiliario adaptados a las condiciones fisiológicas del usuario. Es decir, que se adaptan al cuerpo de las personas. La ergonomía en el trabajo hace referencia a una serie de reglas que procuran mantener la seguridad y el bienestar para el trabajador, como una buena iluminación y temperatura agradable. También existen manuales que recomiendan cuáles son las mejores posturas y ejercicios para reducir un impacto negativo en la salud. Otro factor importante para asegurar el bienestar al momento de trabajar es la elección de mobiliario ergonómico. 


Mobiliario ergonómico

Un mueble ergonómico está diseñado para satisfacer las necesidades de los trabajadores, ser cómodo y evitar posibles daños a la salud del usuario. Por ejemplo, una silla ergonómica tendrá altura ajustable al tamaño del cuerpo del usuario y una mesa de este tipo puede tener un acabado mate para no reflejar la luz a los ojos del trabajador provocando dolores de cabeza. Estas cualidades generan un ambiente de trabajo óptimo y que fomentan la productividad, pues se reducen los problemas causados por malestares físicos y facilitan la concentración en las tareas a realizar.  

Para sacar el mayor provecho a un mueble ergonómico hay que utilizar sus funciones de ajuste, si el mueble lo permite, para que se adapte a la perfección al usuario específico. La adaptabilidad es especialmente útil si los muebles de oficina van a ser utilizados por más de una persona. 


Inversión a largo plazo

Adquirir muebles ergonómicos puede parecer un gasto grande al inicio, pero a largo plazo resulta una valiosa inversión debido a que estos tienen una mayor resistencia y más años de vida útil, por lo que no necesitan ser renovados con tanta frecuencia. Además, y esto es lo más importante, mantendrán la comodidad y salud del usuario. Es por ello que invertir en muebles ergonómicos garantiza la productividad y satisfacción de quienes los usan.